Quienes somos

Durante muchos años como deportista Óscar lideró equipos y gestionó eventos, tanto en España como en Latinoamérica, esa experiencia junto con una fuerte determinación por hacer aquello que le gusta, aunque en muchas ocasiones no sea el negocio mas rentable, es lo que mueve ese corazón rebelde e incansable.

Rodeado siempre de grandes profesionales, cada uno experto en su área, Ingenieros Navales, Capitanes, Marinos, Personal Administrativo, Gestores, etc.

Sin equipo no hay empresa, y sin amigos no hay negocios, suele decir Óscar, que huye del perfil de típico Ejecutivo, al que puedes ver hablando con una persona a la que acaba de conocer en el lugar mas insólito, y a la media hora estar despachando con un ministro local. Todos estamos de paso y nadie es mas que nadie, le dijo una vez a un Ministro de un país caribeño, que de forma brusca, con malos modales, buscaba a su chofer y le había confundió con un de sus funcionarios.

En 2016 con cuarenta años finalizo su carrera como deportista, en un deporte minoritario, sin recursos económicos, tuvo que empezar desde cero, había hecho algunas gestiones en el sector Naval y de Defensa cuando empezó su aventura, pero no se esperaba la crudeza con la que a diario luchan los emprendedores, constantemente salvando obstáculos y sorteando peligros en un combate asimétrico donde los enemigos no vienen de frente, todo ello sin dejar la mochila de haber sido deportista, y con la duda de ser emprendedor.

Ingenio, Creatividad, Planificación, Valentía o Atrevimiento, son algunos de los adjetivos que todo emprendedor debe tener, a Óscar le sobran, pero con ciertas líneas rojas éticas. Esa generosidad que rebosa, es a veces observada por algunos personajes carroñeros que rodear a todo emprendedor, y si algo caracteriza a nuestro compañero, es la contundencia que emplea con aquellos que intentan abusar de su generosidad y buen hacer de su equipo, ya sea el político o funcionario de turno, una familia con Pedigree o un Cacique local, aunque según Óscar los mas peligrosos son los empresarios manipuladores y los empleados que se dejan manipular, que hay muchos.

Tras varios intentos fallidos emprendiendo, en 2018, un empresario le encargo la gestión de un Barco carguero bajo la sociedad Pentcho SAU, con sede en Malta, en 2020, suman tres Barcos y en plena pandemia empiezan un proyecto turístico con casas flotantes en puertos, y casas flotantes navegables por ríos.

NUNCA SE ES DEMASIADO VIEJO PARA FIJAR OTRA META O PARA SOÑAR UN NUEVO SUEÑO.